viernes, 20 de febrero de 2015

UNA PROPUESTA AGRICOLA NACIONAL


REPUBLICA
 
UNA PROPUESTA AGRICOLA NACIONAL
o la revolucion agraria
 
 
 
PARA FOMENTAR Y POTENCIAR EL DESARROLLO AGRICOLA
Y LOGRAR LA SOBERANIA ALIMENTARIA DE VENEZUELA
 
 
 
 
“El Estado conservará el control total de las actividades productivas que sean de valor estratégico para el desarrollo del país
                                                  PROYECTO NACIONAL SIMON BOLIVAR
 
 
 
 



Realizada y presentada por:
Gilberto Hernández O.
Prof. Jubilado de la Universidad de Oriente
Barcelona-Anzoátegui 27-02-12
 
 
 
 

PROLOGO
 


El presente trabajo UNA PROPUESTA AGRICOLA NACIONAL o LA REVOLUCION AGRARIA tiene por objeto exponer de una manera muy concreta y clara un planteamiento que tal vez podría ser una solución a uno de los más grandes problemas que hoy en día tenemos por resolver como es el de alcanzar la Soberanía Alimentaria de nuestro país.
Es un llamado dirigido inicialmente al Gobierno Nacional y en general a todo el pueblo venezolano para que de una vez por todas decidamos contribuir al Desarrollo Agrícola Nacional como paso fundamental para lograr la Soberanía Alimentaria, ya que se trata de uno de los más grandes retos enfrentados por el proceso revolucionario que estamos viviendo.
La agricultura, sin duda alguna, es una actividad de alto valor estratégico. También es un hecho muy conocido que la cultura organizacional de toda empresa ha dado muestras de su enorme capacidad para controlar y orientar cualquier tipo de producción.
La presente PROPUESTA supone que si administramos la producción agrícola con las características y criterios de una Gran Empresa, pudiera superarse un reto muy importante que tenemos en la actualidad en Venezuela, el de la Soberanía  Alimentaria.
 
INTRODUCCION
 
OBJETIVOS GENERALES DE ESTA PROPUESTA:

1.    Promover el desarrollo armónico de las fuerzas productivas del país como un paso para lograr el Desarrollo Integral de la Agricultura en Venezuela, indispensable para alcanzar la Soberanía Alimentaria.
 
2.   Diseñar mecanismos económicos financieramente viables para desarrollar el agro venezolano con infraestructuras urbanísticas de hábitat y vivienda incorporando unidades de producción integrales autosustentables que dignifiquen la familia rural venezolana propiciando para ella una vida más digna, sana y placentera.
3.   Proponer la creación de una Gran Empresa Nacional Agrícola, o Grupo Nacional Agrícola que coordinará el sector agroalimentario en todas sus fases teniendo en consideración las enormes potencialidades que tenemos y obedeciendo además los lineamientos del Proyecto Nacional Simón Bolívar, PNSB, o Plan Socialista Nacional para garantizar la seguridad y Soberanía Alimentaria de nuestra nación a través del proceso de socialización de los medios de producción mediante la incorporación de tecnología de punta, rompiendo con las formas tradicionales de producción y que esté  a su vez en equilibrio con el medio ambiente.
 
4.   Fortalecer el arraigo del ser humano al medio rural, aunado al desarrollo agroindustrial del país con la intención de crear conciencia de la enorme importancia de producir alimentos y al mismo tiempo contribuir con la preservación del medio ambiente, en concordancia con las Grandes Misiones: Agro Venezuela, Vivienda Venezuela, Saber y Trabajo Venezuela, Barrio Adentro, etc.
 
5.   Realizar sinergias interinstitucionales que nos permitan articular y unir esfuerzos para gestionar alianzas entre los diversos entes públicos y privados, inversionistas y organizaciones gremiales de los distintos sectores de la  ciencia y la producción nacional e internacional.

 
 
 
 
UNA PROPUESTA agrícola nacional
 
No podemos considerarnos un país Plenamente Soberano si previamente no hemos alcanzado nuestra Soberanía Alimentaria; por lo cual es indispensable y primordial producir todos los alimentos que necesitamos consumir, lo cual implica el desarrollo integral de nuestra agricultura. Para desarrollar la agricultura debemos comenzar por definir nuestras propias políticas en materia de alimentación, que nos permitan reglamentar y proteger la producción de alimentos y así alcanzar las metas de un desarrollo equilibrado. Además, debemos formular y establecer prácticas comerciales que mejor sirvan a nuestra población para disponer de una producción nutritiva, sana y ecológica, o sea, alentar y promover la agro ecología y la agricultura orgánica a fin de proteger el medio ambiente.
 
Es indispensable organizar sistemáticamente la agricultura en general y la producción de alimentos en particular en todo el territorio nacional. Modernizar e incrementar el desarrollo tecnológico, científico y social del sector agrícola como base para lograr el desarrollo integral superando la producción artesanal. Este desarrollo se verá además favorecido con la creación de Polos Agrícolas e Industriales a lo largo y ancho del territorio nacional. La creación de estos polos nos ayudan por otra parte a descongestionar las grandes ciudades y favorecer el disfrute de una vida más sana y agradable, lo cual es posible conseguir con mayor facilidad en las zonas menos pobladas del país, si se construyen ciudades modernas, bien planificadas y convenientemente ubicadas, teniendo en cuenta además los lineamientos del Proyecto Nacional Simón Bolívar PNSB y el Plan de la Patria.
 
Asimismo, es importante tener en cuenta que  en concordancia con las Grandes Misiones: GMVV, GMAV, GMSTV, Barrio Adentro, etc. se deben construir conjuntos de viviendas con espacios socio productivos autosustentables en todo el territorio nacional, favorecer el desarrollo del sector campesino o rural e incrementar la oferta de trabajo digno para todos los venezolanos en todas las regiones del país.
 
Hemos visto que un paso previo fundamental para alcanzar la Soberanía Alimentaria es el desarrollo integral de la agricultura. Esto nos indica que la actividad agrícola y la producción de alimentos tienen un valor estratégico y por tanto deben formar parte esencial de la política del Estado Venezolano y no se puede permitir que estén sometidas a intereses particulares de pequeños  y poderosos grupos nacionales o extranjeros, ( ya sufrimos las consecuencias durante el Sabotaje Petrolero de 2002 ), por lo cual dichas actividades deben someterse a los lineamientos del Proyecto Nacional Simón Bolívar, PNSB, o Plan Socialista Nacional.
A propósito del PNSB, hay muchos venezolanos que aún no tienen conocimiento de su contenido, pero lo más grave es su desconocimiento por buena parte de dirigentes políticos, gremiales, funcionarios públicos y hasta empresarios, por lo cual parece ser muy necesario que se divulgue más profusamente su contenido para poder tener un mayor grado de conciencia colectiva, indispensable para poder unir esfuerzos en pro del desarrollo del país y todos estemos claros de la dirección en que debemos orientar nuestra brújula.    
 
Insistimos en que debemos mejorar las condiciones generales de vida en el campo para poder estimular la desconcentración territorial del país y esto pasa por dirigir los recursos que sean necesarios para hacer más agradable, sana, segura y placentera a vida en el sector rural.
No podremos lograr un desarrollo integral de la agricultura con la política que hasta ahora se ha practicado. Debemos cambiar radicalmente nuestra política agroalimentaria porque se ve claramente que en la forma en que hemos actuado no hemos obtenido resultados satisfactorios.
 
Debemos tener un Proyecto Agrícola Nacional, concreto, claro, coherente y consistente que nos permita a todos y todas comprenderlo cabalmente para conocer su orientación y entonces poder remar en una misma dirección como corresponde a un colectivo, evitando así tomar decisiones espasmódicas, arbitrarias y caprichosas que no conducen a objetivos claros y bien definidos.
Si bien es cierto, que los gobiernos de la Cuarta República destrozaron el país e impidieron el desarrollo del agro venezolano, también es cierto que no podemos esperar más tiempo para empezar ya mismo a enfrentar esta situación y reorientar la política agraria venezolana, máxime si observamos que el mundo está viviendo una crisis creciente en materia de  alimentación lo cual también nos indica que de manera general no se está actuando acertadamente en muchos otros países.
No podemos continuar por más tiempo inaugurando proyectos fantásticos e inviables que luego son abandonados por falta de una buena coordinación y compromiso de quienes son los responsables, que en la mayoría de los casos solamente han buscado su beneficio personal y por no haberles hecho un seguimiento continuo y no haberlos evaluado permanentemente,  sin ninguna razón ni responsabilidad de nadie, se han convertido en un monumento al despilfarro y en una nueva desilusión del pueblo que espera mucho más de sus gobernantes y de cada una de las instituciones del país.
 
Queremos y podemos ser un país con Plena Soberanía, pero esto implica un gran esfuerzo, mucho trabajo, colaboración de todos y todas, control, estímulos y también sanciones, pues la libertad y la responsabilidad no pueden estar desvinculadas en ningún momento.
Es necesario estar evaluando continuamente, midiendo la productividad, eficiencia, honestidad, rendimiento de nuestro personal y en general de nuestra producción, premiando así  como también sancionando a los responsables de los proyectos y de las obras, para poder conseguir las metas que todos deseamos.
Tenemos muy claro y organizado el procedimiento para producir combustibles para las máquinas. Por qué no tener la misma o hasta mejor organización para producir nuestros propios alimentos?
 
Ahora bien, nuestro país cuenta con excelentes condiciones para alcanzar un completo desarrollo agrícola, como son: millones de hectáreas de tierras fértiles aptas para casi todo tipo de cultivos como algodón, maíz, café, arroz, cacao, plátano, yuca, cereales y frutales de toda clase, como también, tierras para la ganadería.
Un relieve muy variado que nos permite contar con tierras aptas en las más diversas alturas sobre el nivel del mar, desde las costas, los llanos de baja y media altura, excelentes para la ganadería y todo tipo de productos agrícolas, hasta los fríos páramos de los Andes.
Un clima tan variado como el relieve pero muy estable y calmado durante todo el año, sin los sobresaltos de tormentas o huracanes que destrozan todo a su paso.
Tenemos también aguas subterráneas abundantes y puras en casi todo el territorio nacional, con acuíferos que nos garantizan agua que prácticamente no requiere tratamiento para el consumo humano.
Numerosos ríos, grandes y pequeños que se nutren de sus manantiales y de lluvias bastante moderadas durante buena época del año que si bien nos causan algunos desastres, pudieran éstos disminuirse si contásemos con un buen sistema de embalses y acopios interconectados con canales que permitieran una equilibrada distribución de las aguas en buena parte del territorio, para su posterior aprovechamiento en el verano.
Esto para no mencionar el inmenso mar territorial que alberga riquezas incalculables y desconocidas e inimaginables por todos nosotros, que no hemos sabido apreciar cabalmente lo que tenemos.
Como si todo lo anterior fuera poco, contamos con unas riquezas subterráneas como hierro, bauxita, oro, coltan, que además del petróleo y el gas nos permiten disponer de una enorme capacidad económica y un potencial de endeudamiento que nos permiten emprender casi cualquier proyecto por costoso que pudiera parecer.
Qué fácil es, (comparado con muchos otros países), llevar a cabo un proyecto que nos   permita el desarrollo integral, si previamente desarrollamos nuestra agricultura y la producción de alimentos, que es lo primero que debemos hacer.
Desafortunadamente hemos abandonado el campo durante muchos años y hoy la producción agrícola venezolana está en una situación lamentable. Este abandono no es casual, se debe a una imposición que nos produjo el capital internacional que nos designó para que solamente suministráramos petróleo y así satisfacer las necesidades o los caprichos de los países dominantes. Esto es lo que se conoce como la División Internacional del Trabajo. Los grupos económicos dominantes arbitrariamente decidieron que los países más débiles se dedicaran a producir cada uno lo suficiente para suplir los requerimientos temporales de los poderosos. Es así como ciertos países fueron obligados a producir azúcar, otros café, algunos cobre, otros petróleo, como es el caso de Venezuela, esto es, según las potencialidades que tenía cada país en particular; contando además con la colaboración de gobiernos sumisos y complacientes que se sometían a cambio de unas migajas que les permitían  los poderosos a las burguesías gobernantes.
Por esta razón, la población venezolana se fue trasladando hacia los sitios de producción petrolera y la gran mayoría, paulatinamente a las ciudades en busca de alguna ocupación, produciéndose el abandono del campo y la concentración de las ciudades sin ninguna planificación ni servicios básicos suficientes de agua, luz, aseo urbano, etc.
 
Todo lo anterior trajo como consecuencia que buena parte del territorio venezolano, especialmente el sector rural, quedó deshabitado y en consecuencia comenzó la importación de alimentos. Como podemos ver, la importación de alimentos no es un fenómeno nuevo, como pretende hacernos creer la dirigencia de la oposición actual. Es justamente una responsabilidad de los gobiernos anteriores que se sometieron a esa División Internacional del Trabajo impuesta principalmente por los Estados Unidos.
 
Ahora bien, tenemos por otra parte, unas universidades en el país que se han acostumbrado a exigir un presupuesto muchas veces desmesurado, poniéndose de espaldas a los planes nacionales de desarrollo, amparadas en un falso concepto de autonomía universitaria que ha sido aceptado por la mayoría de la población “menos ilustrada” que no se atreve a discutir el asunto y menos aún, a pedirles rendición de cuentas claras.
 
Como si lo anterior fuera poca cosa, contamos también con un sistema de medios de comunicación: TV, radio, prensa escrita, etc. que dominan completamente el espacio nacional, intoxicándonos con una programación alienante, violenta, consumista y conspirativa cuyo dominio y control está en manos del capitalismo mundial, con la colaboración de una burguesía venezolana cuyos intereses no son precisamente los de la mayoría de nuestro pueblo. Deberíamos contar en todo el territorio nacional con canales de TV, emisoras de radio, periódicos impresos, etc. dedicados a promover e informar al agro venezolano.
 
Lo expresado en párrafos anteriores permite concluir que debemos y podemos superar la producción agrícola actual y lograr un desarrollo integral agrícola si actuamos con firmeza y organizadamente, atendiendo a un plan estratégico claro y bien definido. Tenemos los recursos necesarios para ello: una gran cantidad de universidades e instituciones científicas y técnicas que no estamos utilizando o lo hacemos en forma muy deficiente, tierras fértiles en grandes cantidades, agua suficiente en todo el territorio nacional, clima estable durante todo el año, recursos económicos y humanos envidiables, medios de comunicación que podemos disponer para promover dicho desarrollo, experiencia en el manejo de grandes empresas, etc.
 
Por otra parte, debemos insistir que las universidades que tenemos no pueden seguir permaneciendo al margen de los planes nacionales sino que deben incorporarse íntegramente estudiantes, profesores, laboratorios y todas las dotaciones y capacidades al desarrollo armónico del país, pues a éste se deben y éste nos necesita a todos y a todas.
No podemos seguir aceptando que a nombre de la autonomía universitaria nuestras universidades no sean más que unos entes que solamente exigen un presupuesto y no retribuyen con nada a un pueblo que las financia permanentemente sin exigir nada a cambio.
De  la misma manera el INCES, los institutos universitarios, las escuelas técnicas etc. deben y pueden hacer su aporte para alcanzar este objetivo.
La contribución que pueden prestar las universidades del país es inmensa. Si pensamos solamente lo que pudiera lograrse si cada estudiante aportara al menos cincuenta horas por semestre como servicio cívico obligatorio, quedaríamos sorprendidos, ya que es muy evidente que podrían hacer levantamientos topográficos y planos en todo el territorio nacional, diseñar pequeños proyectos para embalses, puentes, electrificación rural, vías rurales, viviendas, sistemas de riego, pequeños acueductos, investigación genética, campañas de salud, información, selección y producción de semillas, etc.
También podrían dictar cursos  teóricos de diversos tópicos, de capacitación itinerante, realizar campañas de vacunación, de reforestación, estudios de factibilidad, diseñar y fabricar herramientas, mecanismos e implementos para las labores del campo y en un futuro cercano, construir y administrar fábricas de equipos agrícolas, etc.
Como podemos apreciar es un inmenso potencial el que tenemos en las universidades  que estamos desaprovechando y que además sería muy útil para preparar mejor y proporcionarle  una práctica muy valiosa al futuro o futura profesional, amén de crearle una conciencia socialista y revolucionaria. Esto ayudaría a elevar sustancialmente la inversión productiva y a fomentar la ciencia y la tecnología al servicio del desarrollo agrícola nacional con el fin de lograr mayor eficiencia y productividad. Es solo cuestión de proponernos, e incluso si es necesario, reformar leyes que permitan y obliguen a cumplir este cometido. La transformación universitaria es absolutamente pertinente y no es para nada conveniente esperar más tiempo para llevarla a cabo.
Contamos además con que existe en Venezuela una gran empresa, PDVSA dedicada a la producción, elaboración y comercialización del petróleo y sus derivados con puntos de producción y estaciones de suministro convenientemente distribuidas y administradas, en todo el territorio nacional, cuya experiencia y fortaleza muy bien podría servirnos de ejemplo y de apoyo para hacer algo similar (o mejor) con respecto a la producción y distribución de alimentos y sus derivados, mucho más importantes y necesarios para la vida que el mismo petróleo. No parece sensato que los alimentos y su distribución entre los seres humanos, tenga menos importancia que la alimentación de los automóviles. Pero no es solamente eso, se trata de que a nivel mundial, con el uso de la agricultura para producir biocombustibles, muchos recursos y tecnología que deberían estar orientados y dirigidos para producir alimentos para la vida, en realidad se están invirtiendo para generar la guerra y la muerte.
Recordemos que PDVSA cuenta con enorme potencial económico, experiencia comercial internacional y personal bien remunerado, así como también equipos, maquinarias, organización, etc. que le permite colaborar en gran medida con el propósito agrícola que deseamos llevar a cabo pues la agricultura es además una actividad fundamental para la economía y la situación política del país.
Esperamos que en sus futuros planes se manifieste un apoyo decisivo de todas sus dependencias y de todo su personal a esta propuesta que estamos presentando.
 
Es importante recordar que los lineamientos del PNSB implican que:
 
“La creación de riqueza se destinará a satisfacer las necesidades básicas de toda la población de manera sustentable y en consonancia con las propias exigencias y potencialidades de la naturaleza en cada lugar específico. “
 
“El Estado conservará el control de las actividades productivas que sean de valor estratégico para el desarrollo del país. “
 “Se debe elevar sustancialmente la inversión productiva en la agricultura y particularmente en materia de acopio de aguas, riego, saneamiento y preparación de tierras, electrificación de zonas rurales, vialidad rural etc. “
 “Es necesario fomentar la ciencia y la tecnología al servicio del desarrollo agrícola nacional con el fin de lograr una mayor eficiencia y productividad.
 
No podemos soslayar la gran colaboración que podría aportar el Sistema Nacional de Medios Públicos con canales de TV, radio, comunicación impresa, etc. si se orientaran a estimular, motivar, informar con cobertura nacional todo lo relacionado con el desarrollo del agro venezolano. Es inmensa la colaboración que podrían y deberían prestar los diferentes medios de comunicación promoviendo información agraria, campañas ecológicas, de conservación del medio ambiente,  de amor a la naturaleza, programas de capacitación y actualización, etc.
En todo el territorio nacional deberían establecerse emisoras de radio y canales de TV con carácter permanente dedicados a transmitir programación e información agraria contrarrestando además la programación alienante, consumista, violenta y conspirativa que actualmente es difundida en la mayor parte de los medios comerciales de comunicación.
Si pretendemos realizar una revolución verdadera no debemos olvidar que los medios de comunicación son una herramienta insustituible en la lucha por el cambio cultural y en consecuencia debemos estar permanentemente conscientes de su decisiva importancia.
Para asegurar la irreversibilidad de la revolución es necesario  lograr además del cambio político y el cambio económico, el cambio cultural de nuestra población.
 
Podríamos afirmar, sin temor a equivocarnos, que el más importante y poderoso mecanismo de opresión de quienes controlan el Mundo lo constituyen los diferentes medios de comunicación. Si dichos medios fueran controlados por el pueblo organizado, otra seria la realidad actual de nuestro Planeta.
Está muy claro que tenemos que avanzar en muchos aspectos, rompiendo paradigmas que son en muchos casos la razón de nuestro poco desarrollo y que por otra parte no son nada difíciles de vencer si unimos nuestros esfuerzos. Tenemos que intentarlo y muy pronto. Todos los intentos realizados hasta ahora: INIA, CIARA, Cooperativas Agrícolas, Misión Vuelvan Caras, Saraos, Núcleos de Desarrollo Endógeno, Fundos Zamoranos, MERCAL, PDVAL, CASA, AGROPATRIA, PEDRO CAMEJO, AGROFANB, PDVSA Agrícola, etc. han permitido acumular una gran experiencia en la búsqueda de la Soberanía Alimentaria y el Desarrollo Agrícola, pero es evidente, que nos encontramos en una situación tal que ya es necesario pensar en un gran Proyecto Nacional
 
Existe un buen número de empresas o grupos de empresas del estado que dan muestras de su eficiencia y buen funcionamiento como PDVSA, CANTV, B de V, LACTEOS LOS ANDES, ACEITES DIANA, etc. que nos permiten concluir que este tipo de organización puede ser utilizado en otras aéreas de la producción nacional como es el sector agro-productivo-industrial, siempre y cuando existan mecanismos de control de gestión adecuados.
 
El capitalismo nos ha hecho creer, (y esto es algo muy generalizado), en un mito: “que siendo un pequeño o mediano propietario de una unidad de producción, podremos asegurarnos, con suficiente ahorro y sacrificio de nuestra parte, nuestro futuro y el de nuestros hijos”, haciéndonos olvidar que puede presentarse una situación inesperada, debido a las inclemencias de la naturaleza o cualquier eventualidad, que nos prive, en el momento más inesperado de ese ahorro que con tanto esfuerzo logramos, esfumándose en un instante todas nuestras ilusiones. Esto nos permite concluir que lo anteriormente descrito es precisamente eso, un mito y por tanto deberemos aceptar que lo más sensato es trabajar, ahorrar y actuar en colectivo. Cuando la propiedad es de todos y todas, los riesgos se comparten y por tanto nuestro futuro es menos incierto; o sea que si todos formamos parte de una gran empresa que a todos nos pertenece, esa empresa nos puede asegurar, además de un buen salario y unas buenas condiciones en el presente; también, (en la medida en que nosotros la cuidemos y velemos por su funcionamiento y estabilidad) nos asegurará nuestro futuro bienestar. Pensemos por otra parte que si se hubiese otorgado a cada trabajador petrolero un pozo, auxiliándolo con préstamos y asesoramiento individual, nuestra industria petrolera estaría completamente atrasada actualmente.
 
Creemos que el desarrollo del sector agroalimentario debe ser asumido como el de una Gran Empresa Nacional, sistemáticamente organizada, respetuosa del medio ambiente y del Ser Humano, que atienda las necesidades básicas de la sociedad venezolana y no como un grupo de pequeños o medianos o grandes productores independientes, que producen lo que les parece más conveniente a sus necesidades y de la forma que creen más adecuada, sin tener en mente otro objetivo que el lucro individual.
 
La producción de alimentos es tal vez la actividad más importante, compleja y vital de todas y por tanto se le debe dar la atención, seriedad, organización y protección que requiere; incluso mayor aún que la que se le da a la industria petrolera, cuyo desarrollo lo que más genera es la codicia de los poderosos que invaden pueblos y producen conflictos en busca de su único beneficio. Por estas razones, debiéramos tener mayor cautela en aumentar la producción petrolera exageradamente. Con lo que producimos actualmente, Venezuela puede orientar su economía hacia una diversificación mayor para poder lograr un desarrollo más equilibrado. Incluso se debe controlar y disminuir el despilfarro que está ocurriendo con las enormes ganancias que actualmente genera nuestro petróleo, lo cual se puede conseguir con una mejor organización de nuestra industria petrolera y mayor control de nuestros gastos. Para que Venezuela sea una potencia se requiere que todas sus instituciones tengan un alto grado de eficiencia y productividad cada vez mayor y un consumo más moderado.       
Es por las razones expuestas en párrafos anteriores que creemos conveniente y necesario un cambio radical en la política agroalimentaria del país; por lo cual proponemos la creación de una Gran Empresa Nacional Agrícola, o Grupo Agrícola Nacional (GANA), o CORPORACION, de magnitud comparable, o mayor que PDVSA (la cual pudiéramos llamar tentativamente AGROVESA o GANA) con las virtudes y sin los vicios que pudiera tener la primera, lo cual, se podría lograr con una rigurosa regulación basada en principios y valores éticos, de productividad, eficiencia, honestidad, solidaridad y organización que la convertirían en un modelo ejemplar. Más adelante se describirá en mejor forma en que consiste realmente AGROVESA.
 
Esta Gran Empresa Nacional Agrícola será socialista en la medida en que existan mecanismos legales que impidan su expropiación  o empoderamiento por algún grupo minoritario o élite que no sea la totalidad del pueblo venezolano y todos sus beneficios sean uniformemente repartidos sin privilegios entre toda la población venezolana.
Debemos contar además con una mejorada y ágil Contraloría Social que cada vez se torna más valiosa y necesaria, para poder lograr los resultados que todos deseamos.
AGROVESA debería estar constituida por las siguientes cinco Grandes Empresas Filiales o componentes fundamentales que deben estar perfectamente sincronizadas y articuladas entre sí: (Ver Fig. 1)
 
1.   Una gran Empresa Nacional de Unidades de Producción Integral Socialista, (E.N.U.P.I.S.) (en realidad una red nacional de Unidades de Producción Integral Socialistas) Red Nacional de U.P.I.S.
2.   Una gran Empresa Nacional Cosechadora Socialista (E.N.CO.S.) con sedes en todo el territorio nacional convenientemente localizadas para asistir a todas las U.P.I.S.
 
3.   Una gran Empresa Nacional Agroindustrial Socialista (E.N.AI.S.) esparcida convenientemente en todo el territorio nacional para recibir y procesar todo el producto de las U.P.I.S
4.  Una gran Empresa Nacional Agricoindustrial Socialista (E.N.AGRICO.S.) esparcida convenientemente en todo el territorio nacional para abastecer a todas las U.P.I.S.
 
5.   Una gran Empresa Nacional Distribuidora y Comercializadora Socialista  (E.N.DI.CO.S.) que se encargará de abastecer los mercados, automercados, centros de acopio etc. en todo el país y de atender las relaciones comerciales de importación y exportación de insumos, equipamiento, compra y venta de maquinarias y tecnologías relacionadas con el sector agrícola.
 
AGROVESA Sería en realidad la empresa que administra, coordina y controla todas las anteriores.

 

Fig. 1

 

BREVE DESCRIPCION DE  ESTAS EMPRESAS
Vamos a describir a continuación  muy brevemente cada una de estas cinco Grandes Empresas y posteriormente haremos una descripción un poco más detallada de E.N.U.P.I.S
 
 
Breve descripción de la gran Empresa Nacional de Unidades de Producción Integral Socialista E. N.U.P.I.S.:
 
Que es una U.P.I.S.?:
Unidad de Producción Integral Socialista.
Es una unidad de producción con una extensión entre 100 y 10.0000 hectáreas aproximadamente, situada a lo largo de una vía de comunicación terrestre, ferroviaria, o fluvial dedicada a la producción agrícola o pecuaria, (avícola, piscícola, granjas porcinas, gallinas ponedoras, ganaderas, frutales, sábila, maíz, sorgo, plátano, girasol, soya, moringa, etc.)., siendo de carácter integral, lo cual significa que tiene una producción mayoritaria de unos pocos rubros pero en cantidades suficientemente grandes como para constituir su principal fuente de ingresos económicos; y una producción menor  diversificada como para tener un autoabastecimiento básico especialmente de alimentos (como pequeños huertos, árboles frutales, hortalizas, pollos, cerdos, peces, plátano, maíz, tomate, cebolla, yuca etc.).;incluso pequeños talleres de carpintería, herrería, mecánica, plomería, electricidad, etc. para las necesidades internas. Estas U.P.I.S deberían estar localizadas a todo lo largo y ancho del país, a lo largo de los ejes viales repartidos en las diferentes regiones, llanos, andes, costas etc., y su número podría ser superior a 2000 en total en todo el país.
Estas U.P.I.S pudieran también ser madereras, bloqueras, areneras, plastiqueras, etc.
El conjunto de todas las U.P.I.S constituyen la gran Empresa Nacional de Unidades de Producción Integral Socialista (E.N.U.P.I.S.).
 
Posteriormente volveremos para hacer una descripción algo más detallada de E.N.U.P.I.S.
 
 
Breve descripción de la gran Empresa Nacional Cosechadora Socialista (E.N.CO.S.)
 
En aras de la eficiencia y la productividad no es conveniente que cada U.P.I.S. cuente con maquinaria cosechadora, pues se trata de un equipo que se usa de manera temporal. Es por esta razón que se requiere de una gran empresa para prestar este servicio a nivel nacional para lograr óptimos resultados, o sea, es indispensable una gran Empresa Nacional Cosechadora Socialista, E.N.CO.S.
Esta es una gran empresa dedicada a prestar los servicios de recolección de las cosechas de la mayoría de las U.P.I.S en todo el territorio nacional. En algunos casos una U.P.I.S. puede y debe tener maquinaria cosechadora propia debido al tamaño y tipo de productos que genere, como por ejemplo, una U.P.I.S. dedicada a la producción de soya o sorgo, etc. podría ser más conveniente que contara con su maquinaria cosechadora. Pero en general E.N.CO.S. deberá tener sedes y equipamiento suficiente y necesario para este fin, estratégicamente situados de acuerdo a la ubicación de las U.P.I.S y estar en completa concordancia y constante contacto con éstas con el fin de prestar un servicio eficiente y a tiempo en todo el país. Es indispensable que cada U.P.I.S y la Cosechadora Nacional mantengan una gran coordinación constantemente. Esta coordinación será una de las funciones de AGROVESA. Por otra parte, todas las instituciones y entes que actualmente existen para cumplir esta función, como por ejemplo la empresa conocida como PEDRO CAMEJO, CVAL, deben ser incorporadas o anexadas a E.N.CO.S. En consecuencia, ENCOS deberá contar con suficientes vehículos de transporte (camiones, pickups, gandolas, etc.) en todo el país para prestar el servicio eficientemente.
Breve descripción de la gran Empresa Nacional Agroindustrial Socialista (E. N.AI.S)
 
La  gran Empresa  Nacional Agroindustrial Socialista  E.N.AI.S. consta de todas las instituciones equipos y dotaciones dedicadas a la post-cosecha (silos, plantas procesadoras de alimentos de todo tipo, parques agroindustriales, fábricas de aceites, harinas, algodoneras, mataderos, cadenas de frio, depósitos, centros de acopio, transporte, receptoras y procesadoras hortofrutícolas etc.). También deberá estar localizada estratégicamente en todo el territorio nacional con parques agroindustriales que podrán tener hasta más de 5000 trabajadores y sus respectivos campamentos de vivienda y talleres de mantenimiento para todo el equipo.
En algunos casos una U.P.I.S. pudiera contar con su respectiva planta procesadora para agregar valor a sus productos en el mismo sitio donde se produce la materia prima, como podría ser el caso del algodón, el arroz, el plátano, la soya, la moringa, el maíz, el azúcar, etc.
Un parque o complejo agroindustrial consiste en una concentración de plantas procesadoras de diversos productos como harinas, aceites, lácteos, alimentos para animales, incluso productos propios de la agricoindustria como abonos, fertilizantes, alimentos concentrados para animales etc.
En las adyacencias de los parques agroindustriales podrán contarse hasta más de cinco mil viviendas y constituirán en realidad ciudades modernas, completamente planificadas con todos los servicios y urbanismo necesarios (hospitales, universidades, comercios, bancos, hoteles, museos, parques, oficinas públicas, amplias avenidas, un moderno sistema de transporte urbano. etc.) de tal manera que los residentes de las U.P.I.S. también puedan acudir a ellas en busca de esparcimiento, centros avanzados de salud, compras, trámites oficiales, etc. Todo lo anteriormente dicho deberá estar en completa armonía con las Grandes Misiones: GMVV, GMAV y GMSTV, Barrio Adentro, etc.
Breve descripción de la gran Empresa Nacional Agricoindustrial Socialista E.N.AGRICO.S.
 
Consta de todas las instituciones, equipos, dotaciones dedicadas a la pre-cosecha (viveros, semilleros, centros genéticos, silos, centros de cría, plantas procesadoras de semillas certificadas, fabricación de equipos y maquinarias, parques agricoindustriales, laboratorios de suelos, de abono orgánico, equipos de perforación, saneamiento y construcción de embalses y canales. Todo lo necesario para prestar apoyo y asesoramiento a las U.P.I.S  y para la formación de técnicos(as) y orientadores(as). E.N.AGRICO.S. hará estudios y construirá vías de acceso, sistemas de riego, pozos de agua potable, plantas de tratamiento de aguas, etc. Esta empresa será la que tal vez tendrá mayor contacto con las instituciones académicas  científicas, técnicas y tecnológicas de todo el país así como del exterior y establecerá convenios con éstas con tal de lograr los mejores avances y resultados, con la vinculación e incorporación de estudios, estudiantes, profesores(as), laboratorios, etc. diseño de campañas en pro del medio ambiente, siembra de bosques y en general de todo lo que beneficie al agro venezolano.
Se requiere hacer con la mayor urgencia posible miles de acopios de agua, como pozos, lagunas, embalses, etc., (donde sea posible y conveniente, interconectados), en todo el territorio nacional para almacenar el agua en la época de lluvias, disminuyendo la ocurrencia de  tantos desastres y al mismo tiempo permitiéndonos contar con buenos y abundantes  reservorios para utilizarlos en el riego del siguiente verano. Por no tener esta situación prevista estamos desaprovechando tal vez la época más valiosa del año para la siembra, ya que es más conveniente sembrar en verano, pues el proceso agrícola se puede controlar más fácilmente en esta época que en el invierno.
También correspondería a E. N. AGRICO. S. velar por una política de siembra de árboles en todo el país en la cual el potencial de los estudiantes especialmente de secundaria y de las universidades constituyen una enorme capacidad. Pensemos en la inmensa cantidad de plantas que se pudieran tener  en un año  si cada estudiante lograra sembrar, con adecuada supervisión, unas cien unidades. Además, la conciencia ecológica generada sería casi imposible de adquirir de otra manera.
Breve descripción de la gran Empresa Nacional Distribuidora y Comercializadora Socialista  (E.N.DI.CO.S)
 
Esta empresa tendrá a su cargo todo lo relacionado con la distribución a nivel nacional e internacional de todo lo producido por las otras cuatro empresas descritas anteriormente. Absorberá Mercal, PDVAL, CASA,  MERCADOS BICENTENARIO etc. y todo lo que hasta ahora se ha creado para tal fin. También importará y exportará lo concerniente con los requerimientos de AGROVESA. Incluso podrá realizar importaciones de equipos y maquinarias en general, lo cual permitirá satisfacer en buena medida las necesidades del país, ejerciendo un mejor control de las importaciones que actualmente se hacen y que obedecen estrictamente a intereses particulares favoreciendo solamente a unos pocos, que son los importadores, pero perjudicando a la gran mayoría del pueblo venezolano con productos muchas veces inútiles y hasta perjudiciales o que conducen a un uso inadecuado de nuestras divisas generando además un consumismo irracional en nuestra población. E.N.DI.CO.S. firmará además convenios con empresas extranjeras y países en todo lo relacionado a esta área de la producción. También tendrá a su cargo el suministro de productos e insumos a los ministerios, institutos, empresas del estado, misiones etc. tal como alimentos uniformes y en general, los diferentes productos que sean requeridos.
 
Recordemos  que AGROVESA, entre otras responsabilidades, tendrá a su cargo:
 
- Definir políticas de producción sustentable evitando el modelo productivo industrial orientado a la exportación de alimentos.
- Planificar y regular la producción de alimentos para evitar la generación de excedentes muy grandes, de tal manera que éstos sean lo suficientemente adecuados para afrontar las emergencias y tener cómo ayudar en caso necesario a otros pueblos sin darles a los alimentos tratamiento de mercancía.
- Garantizar la seguridad e inocuidad de los alimentos.
- Fijar criterios de calidad de los alimentos adecuados a las preferencias y necesidades del pueblo venezolano.
- Establecer mecanismos de control de calidad de los alimentos de manera tal que cumplan con normas ambientales, sanitarias y sociales de alta calidad.
- Promover y alentar la agro ecología y la agricultura orgánica.
 
Nuestro Presidente tiene muy buenas intensiones y excelentes ideas para desarrollar la agricultura en Venezuela, pero para lograr un desarrollo integral debemos todos colaborar con él y no solamente colaborar, sino hacerlo armónicamente y en la misma dirección para lo cual requerimos de una organización blindada contra la corrupción, la improductividad y la ineficiencia, esto es, requerimos que AGROVESA o GANA  sea un verdadero Sistema Nacional de Empresas que funcionen coordinadamente contando con mecanismos de planificación y autocontrol que le permitan detectar y corregir las fallas que se vayan presentando en la medida en que se desarrolla y perfecciona con el transcurrir del tiempo.
AGROVESA tendrá que competir con empresas transnacionales tales como Monsanto, DuPont, Cargill, Syngenta, Bayer, Aventis, etc., o sea que debe ser muy eficiente, poderosa, científicamente avanzada,  con un gran adelanto tecnológico y con personal altamente calificado y conciente.
Es por las razones expuestas anteriormente que se hace indispensable que TODAS las instituciones del estado venezolano se involucren en la construcción del PROYECTO AGRICOLA NACIONAL que es el objetivo fundamental de esta PROPUESTA AGRICOLA NACIONAL.
 
De manera general podemos afirmar que buena parte de lo existente en la actualidad: (MERCAL, PDVAL, MERCADOS BICENTENARIO, AGROPATRIA, CASA, INIA, INDER, CVA, PEDRO CAMEJO, PROFORCA, LACTEOS LOS ANDES,  ACEITES DIANA, CENTRO GENETICO FLORENTINO, etc.), se pueden incorporar a alguna de estas cinco Grandes Empresas como por ejemplo:
a)    CAEZ, Fundo Zamorano Tacoa, Hato San Francisco en Apure, Sarao de Chaguaramal, etc. se pueden incorporar a   ENUPIS.
b)    PEDRO CAMEJO, PROFORCA, puede incorporarse a  ENCOS.
c)   ACEITES DIANA, LACTEOS LOS ANDES, CAFÉ VENEZUELA, etc. pueden pertenecer a  ENAIS.
d)    CENTRO GENETICO FLORENTINO, AGROPATRIA, INIA  a ENAGRICOS.
e)    MERCAL, CASA, PDVAL, MERCADOS BICENTENARIO, etc. debieran formar parte de  ENDICOS
Como puede verse  AGROVESA tendría el control total y el monopolio de toda la producción e importación del sector alimentario desde la fase de planificación hasta la entrega de estos a la población  Insistimos en que no se debe permitir que estas actividades estén sometidas a intereses particulares de pequeños y poderosos grupos nacionales o extranjeros. Esto exige una gran seriedad, responsabilidad de cada una de las personas integrantes, planificación y coordinación entre todas sus filiales y dependencias a la vez que una contraloría social y gubernamental muy estricta y rigurosa. Periódicamente deberán rendir cuentas cada una de estas empresas a los entes pertinentes los cuales determinarán las sanciones, reconocimientos y premiaciones que se requieran (como condecoraciones, vacaciones  con descuentos especiales y otros estímulos adecuados a sus miembros) teniendo los valores éticos y morales  como los pilares fundamentales de conducta.
NOTA
Hemos considerado grosso modo extensiones entre 100 y 10000 hectáreas para las U.P.I.S. Para extensiones por encima o por debajo de este rango se deberán hacer las consideraciones correspondientes según los análisis y estudios necesarios para cada caso en particular.
 
A continuación trataremos de describir un poco más detalladamente la primera de estas cinco grandes empresas, vale decir, la  Gran Empresa Nacional de Unidades de Producción Integral Socialista o Red Nacional de U.P.I.S.,  E.N.U.P.I.S.
Esperamos que esta descripción nos permita dar una idea general de las características que tendrán las otras Grandes Empresas que constituirían AGROVESA o el Grupo Agrícola Nacional (GANA), las cuales no entraremos a describir con profundidad en el presente trabajo.
 
DESCRIPCION ALGO MÁS DETALLADA DE  E.N.U.P.I.S.
Como hemos visto, una U.P.I.S.  Unidad de Producción Integral Socialista se asienta en una extensión   entre 100 y 10000 hectáreas  aproximadamente, situada a lo largo  de una vía de comunicación terrestre, ferroviaria o fluvial. Cada U.P.I.S estará dedicada a la producción agrícola, pecuaria o industrial de carácter integral, lo cual significa que tiene unos rubros de Producción Mayoritaria en cantidades suficientemente grandes como para constituir su principal fuente de ingresos económicos,(Esta Producción Mayoritaria puede ser agrícola, ganadera; pesquera, avícola, maderera, así como grandes carpinterías, herrerías, bloqueras, incluso astilleros, carrocerías, forjas, producción de maquinaria agrícola etc.) así como también una Producción Menor Diversificada que permita asegurarse un autoabastecimiento básico especialmente de alimentos, e incluso contaría con talleres de mantenimiento y elaboración de algunos productos para satisfacer las necesidades básicas  internas como  mesas , sillas o camas. Es importante que las U.P.I.S estén situadas a lo largo de una vía de comunicación bien transitada  para facilitar el traslado de su personal a poblaciones cercanas en busca de  servicios o artículos complementarios. También es importante contar con un transporte interno suficiente para el traslado desde la Entrada Principal a cada una de las instalaciones de la U.P.I.S y posiblemente un servicio de transporte periódico a las poblaciones más cercanas.
Es indispensable y muy fácil contar con una planta eléctrica a base de gas que le permita a cada U.P.I.S. tener autonomía en este aspecto y permitir su normal desarrollo y por otra parte que su consumo eléctrico no interfiera con el crecimiento del resto del país. Además, la instalación o construcción de la planta eléctrica con su respectivo depósito de gas deberá ser la primera actividad en cada U.P.I.S. Contando con electricidad suficiente se puede perforar un pozo y tener disponibilidad de  agua en casi cualquier sitio del territorio nacional con lo cual el desarrollo de la Unidad está garantizado. Es posible que en algunos casos se pueda contar con una planta que suministre simultáneamente energía eléctrica a varias U.P.I.S cercanas.

 Vamos a considerar a continuación, a manera de ejemplo, como podría ser la distribución del espacio en una U.P.I.S de 1000 hectáreas y otras características básicas para comprender la idea general que se pretende dar a conocer.

La descripción territorial y del personal pudiera ser la siguiente: (Ver Fig. 2)

 A)  SECTOR PRODUCTIVO PROPIAMENTE DICHO

97%= 970 hectáreas
Dedicado a la producción mayoritaria que le proporcionarán los principales ingresos económicos en las que se podrían emplear unas 80 personas  correspondiendo proporcionalmente 12 hectáreas aproximadamente por persona. Todo depende de la actividad específica de cada UPIS.

B)  SECTOR COMUNAL
3% = 30 hectáreas
Dedicado a las actividades complementarias. Otras 120 personas se podrían emplear en el SECTOR COMUNAL en las funciones de: atención tanto al área de producción mayoritaria como al área de producción menor diversificada, campamento de vivienda, administración, mantenimiento, etc. distribuidas así:

Unas 10 personas para la atención del área de producción menor diversificada (huertos, ganado, pollos, producción láctea, carpintería, etc.).
Unas 40 personas para mantenimiento de la UPIS en general, (mecánicos, electricistas, soldadores, plomeros, carpinteros, jardineros, vigilantes, aseadores, etc.).
Unas 10 personas para almacenes y tiendas de abastecimiento básico (panadería, farmacia, mini mercado, ropa, etc.).
Unas 15 personas para el Centro de Salud
Unas 15 personas para el Centro Educativo
Unas 20 personas para el Club Social, Comedor y cocina
Unas 10 personas para Administración y logística

 
 







Distribución del terreno:



3% = 30 hectáreas repartidas así:

1% = 10 hectáreas para la producción menor diversificada
1%= 10 hectáreas o manzanas, dedicadas a la construcción del Campamento de Viviendas, aproximadamente 200, correspondiendo a 20 unidades por hectárea, las   cuales deberán contar con todos los servicios  como agua potable, electricidad, gas, Internet, aseo urbano, vialidad interna asfaltada; deberán ser amplias y cómodas como corresponde a todo aquel que está trabajando por el progreso del país.
0.5% =5 hectáreas para la construcción de:
a) Club Social con dotaciones para un buen esparcimiento y recreación, como piscina, cocina, comedor para tres comidas diarias de todo el personal de la U.P.I.S., zona de juegos, etc.(una hectárea)
b)  canchas deportivas como softball, futbol, bolas criollas  incluyendo parques infantiles, (tres hectáreas)
c)   Centro de Salud y Centro Educativo, Salón de Actos y Capilla, (una hectárea)
0.5% = 5 hectáreas para la construcción de:
Galpones, depósitos, almacenes y tiendas de abastecimiento básico (panadería, farmacia, mini mercado, etc.), talleres de mantenimiento y plantas de tratamiento de aguas residuales, oficinas administrativas y logística.
En cuanto al personal pudiéramos decir lo siguiente:
El horario de trabajo para las personas que laboran  a cielo abierto será de 2 horas menos  que los que tienen un trabajo bajo techo.
Debemos insistir en que el nivel de vida del campesino o del personal que labora en las U.P.I.S. no puede ser inferior al de otras áreas de producción de la población. Ellos merecen condiciones de vida similar a la de los petroleros o los médicos o en general a cualquier otro venezolano porque debemos tener presente que ellos producen lo más vital para el ser humano, como es la comida, pero además en el socialismo deben eliminarse los privilegios. Si por esta razón el precio de los alimentos fuera un poco mayor, no hay motivo alguno para no admitirlo, pues debemos recordar que hay productos, no alimenticios y algunas veces hasta nocivos que tienen un precio excesivamente  alto para la poca utilidad y el poco beneficio que brindan y que muchas veces no reparamos en aceptarlo.

Por otra parte no debemos  olvidar que es necesario incorporar la mayor tecnología posible al sector agroalimentario  para poder hacer más económico, confortable,  eficiente  y productivo el trabajo en este sector de la producción, de tal forma que con estas técnicas se podrán producir los alimentos a menor costo y con mejor calidad. Conviene que las instituciones académicas, científicas y tecnológicas de nuestro país se aboquen a conseguir este objetivo.
La actividad social dentro de una U.P.I.S. debe ser tal que sea tan agradable y placentera, que motive a una persona acostumbrada a los atractivos de las ciudades, a vivir en una comunidad en donde el ingeniero como el agricultor, el médico como el mecánico o el carpintero convivan en similares condiciones así en el club social como en una cancha deportiva o en el Salón de Actos asistiendo a una obra de teatro. Se deben promover entre las diferentes U.P.I.S. actividades e  intercambios deportivos, turísticos y culturales durante todo el año en busca del buen vivir, de conocer y compartir las diferentes experiencias entre ellas. Debemos recordar que la recreación es tan importante como el trabajo y otras actividades y además es un derecho constitucional que nos permite apreciar y compartir nuestra diversidad y las cosas bellas de la vida.

EQUIPAMIENTO DE UNA   U. P. I. S.
Maquinaria suficiente y necesaria como motocultores, arados tractores, moto- sierras, sembradoras, retroexcavadoras, camiones, transporte interno  y todo lo que sea necesario en cada U.P.I.S., tanto para la producción como para las actividades sociales, recreativas y deportivas. Se debe incorporar la mayor cantidad de tecnología posible para poder tener mayor productividad eficiencia y buenas condiciones de vida. Una UPIS debe tener Centro de Salud, Centro Educativo, amplio comedor, Club Social. También se debe contar con talleres mecánicos, herreros,  plomeros, plantas eléctricas, plantas de agua potable, para aguas servidas, de desechos sólidos, departamento administrativo, vialidad y comunicación, iluminación en las vías internas e
CARACTERISTICAS DE LOS BIENES ACTIVOS  DE UNA  U. P. I. S.
 a)    URBANISMO  ( Ver Fig. 3 )
Campamento para 200 viviendas
Vialidad interna con iluminación
Almacenes y tiendas de abastecimiento básico
Centro Administrativo y logístico
Planta Eléctrica de 1.2 Mw aprox.
Planta de tratamiento de agua potable
Panta de tratamiento de aguas servidas
Planta de tratamiento de desechos sólidos
Tanque de agua potable (alt. = 5mts.)para 200.000 litros aprox.
Galpones para depósitos y talleres de mantenimiento
Canchas deportivas y espacios recreativos
Club Social, comedor (tres comidas diarias), para todo el personal de la U.P.I.S.
Centro de Salud
Centro Educativo con su respectivo Infocentro
Salón de actos
Capilla
 
b)   VIVIENDA  ( Ver Figs. 4 y 5 )
150 Metros cuadrados de construcción
Sala-cocina-comedor equipado
3 Habitaciones amplias con a. a.
3 baños
Patio trasero
Porche frontal-lateral techado
 


 
 
 


SALARIOS DEVENGADOS EN UNA   U. P. I. S.
 Los salarios dentro de una U.P.I.S. serán tales que el salario mínimo sea equivalente a dos salarios mínimos legales en el resto del país.
Se tendrá  una escala correspondiente con la antigüedad, nivel de capacitación y tipo de trabajo desempeñado según evaluaciones periódicas realizadas anualmente.

Suponiendo un salario de Bs. 10.000
De dicho salario se  harán aportes a la U.P.I.S. de la manera siguiente:
30%=Bs.3.000 para alquiler de la vivienda..
30%=Bs.3.000 para  alimentación (desayuno, almuerzo y cena en el comedor)
10%=Bs.1.000 para Previsión Social (Salud, Retiro, Fondo de Jubilación, etc.) .
15%=Bs.1.500 para servicios de agua, luz, aseo, según lectura en los medidores.
5% = Bs. 500 para mantenimiento de áreas comunales (jardinería, iluminación externa etc.)
10% = Bs. 1.000 para ahorro personal voluntario
Los aportes de alquiler de la vivienda, servicios de agua, luz, aseo y mantenimiento de áreas comunales, son por cada unidad familiar. Si en una familia trabaja más de una persona, el salario rendiría mucho mas  pues los gastos de alquiler de la vivienda y servicios serian compartidos, lo cual sería lo deseable tanto para la familia como para la U.P.I.S. Si en una familia trabajan dos personas al menos, se lograría un ahorro sustancial.
Los aportes porcentuales serian inferiores en la medida en que creciera el salario individual, de acuerdo a una escala aprobada en consenso.
En todo caso, estos aportes deben fijarse de acuerdo a estudios realizados en conjunto entre las diferentes partes involucradas.
A estas alturas, no debería asaltarnos la incertidumbre acerca del futuro del trabajador o su retiro al cumplir el tiempo estipulado por la ley, pues así como la empresa le garantiza un salario justo y una vida digna durante su tiempo activo, también es indispensable que tanto la empresa como el estado venezolano le aseguren una honrosa jubilación y una atención especial para su vejez.
NOTA:
*  Las características anteriores aplican solamente cuando la UPIS está ubicada fuera de una población consolidada.
*   Un conjunto de UPIS se pueden asociar para constituir una Empresa de UPIS o Corporación de UPIS acuerdo a sus particulares intereses.
La propuesta que estamos haciendo tiene por objeto resaltar las enormes ventajas y beneficios de las U.P.I.S, que en su conjunto y con la articulación  de las otras cuatro Grandes Empresas del Grupo consolidan potencialmente la Seguridad y Soberanía Alimentaria de Venezuela, con un enfoque socialista, al mismo tiempo que constituyen componentes indispensables para el impulso del desarrollo tecnológico del sector agrícola productivo y general del país con la finalidad de mejorar la calidad de vida del trabajador venezolano y del pueblo en su totalidad, fortaleciendo uno de los principios constitucionales de nuestra nación como es la Seguridad y Soberanía Alimentaria, a la vez que se estimula la desconcentración de las grandes ciudades lográndose de este modo un desarrollo más armónico del territorio nacional y aprovechando mejor sus potencialidades y recursos hídricos, ambientales y en general los recursos naturales para poder convertirnos en una potencia integral.Personal autorizado de E.N.U.P.I.S. deberá  visitar y supervisar continua y espontáneamente todas las U.P.I.S. a nivel nacional para evaluar permanentemente su funcionamiento, rendimiento, productividad, eficiencia, solidaridad, sociabilidad,  en fin su desempeño integral tanto de su personal administrativo como del resto del personal en general para poder diagnosticar problemas, soluciones, potencialidades, necesidades y establecer reconocimientos, sanciones y premios anuales y mensuales a las U.P.I.S. que muestren más altos  índices de desempeño, y poder así, conocer en todo momento la realidad, debilidades y fortalezas.
Está por demás decir que la Administración de E.N.U.P.I.S es responsable de la buena marcha de todas las U.P.I.S. del país, responsabilidad que no debe ser solamente de palabra, pues debe conllevar sanciones o premiaciones. De manera similar, el Consejo Comunal de cada U.P.I.S. debe estar permanentemente luchando por el bienestar  y el mejoramiento colectivo.
 
 
 



CONCLUSION

Hemos hecho una muy breve exposición de lo que significa nuestra PROPUESTA AGRICOLA NACIONAL con el objeto de que sea comentada, analizada y discutida por nuestro Gobierno Nacional y la sociedad en general y se convierta en el punto de partida para el diseño de un proyecto de gran envergadura en busca de lograr nuestro Desarrollo Agrícola Integral Verdadero, la desconcentración territorial, generación de fuentes de trabajo y fundamentalmente contribuir a resolver el problema de la Soberanía Alimentaria de Venezuela.
Como es evidente, entre las empresas filiales  que constituyen el CONSORCIO o CORPORACION AGROVESA, se prestarán servicios y se comprarán o venderán diferentes productos. La mayoría de las transacciones se deberían realizar con NOTAS DE DEBITO o NOTAS DE CREDITO, para minimizar el flujo de dinero entre ellas, facilitando de esta manera la contraloría y las auditorias, tratando de evitar al máximo  la corrupción en todas las dependencias y niveles de la institución.
Sin duda alguna, se trata de una PROPUESTA, de tal forma que no pretende ser un proyecto en sí mismo y en consecuencia queda en manos del Ejecutivo Nacional nombrar las comisiones necesarias para elaborar el Proyecto Definitivo.

Lo que obviamente podemos concluir es que es indispensable impulsar  el desarrollo tecnológico, científico y social en el sector agroalimentario como base para el desarrollo integral del país.

Es recomendable y urgente la ejecución de un plan piloto con unas veinte o treinta U.P.I.S. en diversos lugares del territorio nacional donde se tengan las condiciones más apropiadas para hacerlo. Se sugiere definir, estudiar y planificar un primer grupo de U.P.I.S. en lugares que cuenten con mayor probabilidad de éxito en base a las potencialidades conocidas en cada sitio. Por ejemplo, se pudiera tener una gran fábrica de muebles de pino en las inmediaciones de Uverito (camas, mesas, puertas, etc.) que podrían satisfacer las necesidades de todas las U.P.I.S., de la GMVV y de la población en general.
Igualmente una gran fábrica de bloques de cemento en algún lugar adecuado con buena disposición de arena, pues actualmente se requieren millones de éstos para la construcción de viviendas en todo el país.
Otra U.P.I.S. pudiera ser una gran fábrica de mangueras de riego, absolutamente indispensables  en todo el territorio nacional.
Una granja con un millón de gallinas ponedoras también pudiera ser una U.P.I.S. relativamente fácil de instalar y muy conveniente para este plan piloto.
Podríamos seguir citando ejemplos de .U.P.I.S. relativamente fáciles de instalar, muy necesarias, para las cuales también se podría contar con gran cantidad de personal disponible en todo el país y que ayudaría a generar un considerable número  de fuentes de trabajo a muy corto plazo, contribuyendo  de manera inmediata con la GMSTV.
Para este plan piloto se podría contar con personal (ingenieros, arquitectos, geólogos, planificadores, etc.) de la FANB, PDVSA AGRICOLA, CORPOELEC, CANTV, los diferentes ministerios, en calidad de préstamo o comisión de trabajo, que junto con personas de los alrededores podrían constituir el Campamento Fundacional en cada lugar. Recordemos que después de la adecuada planificación y alguna infraestructura indispensable, lo primero a instalar debería ser la planta eléctrica con su respectivo depósito de gas, la cual le permitiría cierta autonomía. Teniendo electricidad suficiente se podría si fuese necesario perforar un pozo para contar con agua potable. En estas condiciones, el resto es relativamente fácil. Luego vendría la preparación para comenzar la producción de los rubros principales al mismo tiempo que se comienza la construcción de las viviendas. Si la instalación de una UPIS se realiza en las inmediaciones de una población, que en muchos casos es muy práctico, conveniente y posible, esto permitiría impulsar el desarrollo del sector y además generaría fuentes de trabajo digno para sus habitantes, contribuyendo de esta manera a desconcentrar las grandes ciudades, pues motivaría el retorno de los que tuvieron que emigrar en busca de trabajo. Toda población, por pequeña que sea puede servir de base para la instalación de una o varias UPIS.
Es evidente que este plan piloto debe ser realizado bajo la dirección, coordinación y responsabilidad total de E.N.U.P.I.S. junto con el Ministerio de Planificación.
Este plan debe iniciarse muy pronto y con mucha seriedad, responsabilidad, con cronogramas de estricto cumplimiento  y evaluaciones rigurosas; pues se requiere por lo menos de un año para tener un conocimiento inicial de las fortalezas, debilidades, necesidades y potencialidades del Proyecto, lo cual es indispensable además para la formación y estructuración de las otras Grandes Empresas del Grupo. Podría ser recomendable y hasta necesario establecer alianzas con empresas de otros países como Argentina, Brasil, Cuba, Rusia, Bielorusia, Irán, China etc., pues su experiencia, tecnología y aporte económico  serian muy valiosas en este proyecto inicialmente.
Es importante reconocer que así como el Proyecto Petrolífero Venezolano generará gran cantidad de puestos de trabajo, probablemente el Proyecto Agrícola Nacional podría  generar un número de empleos productivos aún mayor y posiblemente mejores condiciones y bienestar al pueblo venezolano, pues la buena alimentación de nuestra población debe ser la principal preocupación que debemos  tener todos los habitantes que formamos parte del estado venezolano, ya que  determina necesariamente nuestra calidad de vida, nuestra salud, nuestra supervivencia y nuestra felicidad que es lo mas importante en una sociedad.
Este no debe ser un proyecto de unos pocos, se trata de un Proyecto Nacional y tal vez uno de los más importantes del país y del planeta, pues consiste nada menos que el de atender  el problema alimentario. No debemos olvidar que la alimentación es una de las actividades más importantes en la vida del ser humano, razón por la cual, no debemos permitir que esté bajo el control de las Empresas Transnacionales (ET), que solo buscan el lucro y el dominio de la humanidad y  con ese dominio se están convirtiendo en los dueños de nuestras vidas. Con la industrialización y la estandarización de la comida más la publicidad  nos están convirtiendo en sus esclavos. Nos obligan a comer lo que desean y este dominio puede convertirse en un arma para controlar el crecimiento de la población mundial a muy corto plazo. Obviamente quien corre más peligro son los más pobres, o sea la gran mayoría de la población. Cuando ésta aumente demasiado, ellos estarán preparados para "solucionar" el problema disminuyéndola a su antojo. Así piensan, ya nos han demostrado el aprecio que tienen por nuestras vidas.

Creo que esta propuesta debe ser divulgada profusamente para que toda la sociedad la conozca, la discuta y complemente proponiendo alternativas conducentes a una solución definitiva. Comprendemos  que el reto es enorme; es tan grande que significa rehacer buena parte del país, no solamente desde el punto de vista económico, sino cultural y social, pero también podemos afirmar que actualmente nuestro pueblo está dispuesto a ello y a mucho más; pues estamos dejando atrás una época de pesimismo, desinterés, apatía y falta de conciencia, gracias a la Revolución que estamos viviendo; por lo cual  se requerirá del total apoyo y colaboración de todas las instituciones del estado venezolano, ya que  todas tienen de alguna manera una inmensa responsabilidad en este proyecto.
Corresponde al Ejecutivo Nacional con sus diferentes ministerios diseñar a la mayor brevedad el PROYECTO AGRICOLA NACIONAL que haría realidad y concretaría definitivamente nuestra PROPUESTA AGRICOLA NACIONAL

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
NOTA. La Propuesta Agrícola anterior fue enviada para su consideración al Comandante Hugo Chávez Frías  el 27 de Febrero de 2012, como se puede apreciar en la siguiente carta:
 
Puerto la Cruz  27- 02 – 12
Comandante Hugo Rafael Chávez Frías
PRESIDENTE DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
 
Ante todo mis fervientes deseos por su pronta recuperación y regreso a la Gran Batalla de Carabobo.
 
Atentamente me dirijo a usted en la oportunidad de presentarle para su consideración el trabajo titulado:
 
 
UNA PROPUESTA AGRICOLA NACIONAL
 El propósito principal de este trabajo es contribuir para promover con su valiosa influencia la elaboración de un GRAN PROYECTO AGRICOLA NACIONAL que nos permita alcanzar el Desarrollo Agrícola Venezolano, indispensable para lograr nuestra Soberanía Alimentaria.
Por otra parte, le manifiesto que estoy dispuesto a presentar personalmente una exposición de esta PROPUESTA AGRICOLA NACIONAL en  el lugar y ambiente que usted decida.
Con la esperanza de que esta humilde colaboración tenga alguna consideración de su parte quedo a sus gratas órdenes.
 
Atentamente;
Gilberto  Hernández  O.
Prof. Jubilado de la Univ. de Oriente
C. I.  V-25 572 847
Telfs.:   0416 580 4181
(0281) 267 0498
e. mail: gilnandez@hotmail.com
c. c. a todos sus ministros
 
 
 
 
 



UNA PROPUESTA AGRICOLA NACIONAL
O LA REVOLUCION AGRARIA
(RESUMEN)
Si pretendemos tener Soberanía Nacional, uno de los más grandes problemas que tenemos por resolver en Venezuela es el de la Soberanía Alimentaria que pasa por el Desarrollo Agrícola Integral Nacional.
Ya que la agricultura es una actividad de alto valor estratégico creemos que se debe administrar con las características y criterios de una Gran Empresa Nacional Socialista o CORPORACION AGRICOLA, comparable y hasta de magnitud mayor que PDVSA que llamaríamos tentativamente AGROVESA y que a su vez estaría integrada por cinco Grandes Empresas Nacionales Socialistas:
·         Una Gran Empresa Nacional de Unidades de Producción Integrales Socialistas (ENUPIS).
·         Una Gran Empresa Nacional Cosechadora Socialista (ENCOS), encargada de cosechar lo producido por ENUPIS.
·         Una Gran Empresa Nacional Agroindustrial Socialista (ENAIS), encargada de procesar y dar valor agregado a lo producido por ENUPIS.  
·         Una Gran Empresa Nacional Agricoindustrial Socialista (ENAGRICOS), encargada de abastecer las necesidades de infraestructura (embalses, riego, vías, electrificación, etc.) y de materia prima (semillas, genes, e investigación, tecnología, etc.), de ENUPIS.
·         Una Gran Empresa Nacional Distribuidora y Comercializadora Socialista (ENDICOS),  encargada de las relaciones comerciales de las cuatro empresas anteriores.
Para el Desarrollo Agrícola Integral en Venezuela, es indispensable el desarrollo armónico de todas las fuerzas productivas del país y el concurso pleno de todas las Instituciones Nacionales (universidades, fuerza armada, PDVSA, grandes y pequeñas misiones, todos los ministerios, en fin todas las fuerzas y talentos nacionales).
El Desarrollo Agrícola Integral en Venezuela, es a su vez indispensable si deseamos tener un nivel de vida alto y digno, como lo merecemos, y podremos lograrlo si desarrollamos armoniosamente el sector rural, pues contamos con todas las condiciones topográficas y climáticas que nos brinda la naturaleza.
Para una descripción un poco más amplia de esta Propuesta Agrícola Nacional, invito a visitar el link http://propuestaagricolanacional.blogspot.com/
NOTA.-  Esta propuesta fue enviada también en Marzo de 2012 al Presidente de la Republica Bolivariana de Venezuela, Comandante Supremo Hugo Rafael Chávez Frías.
Gilberto Hernández Ortiz
C.I.:25.572.847
Prof. Jubilado Universidad de Oriente
Teléf.: 0416-5804181 / 0281-2670498






PD

NOTAS ADICIONALES:

 

1 - REVOLUCION VERDE 

Desde 1950 la producción agrícola ha ido aumentando continuamente, a un ritmo que ha superado al aumento de la población, hasta alcanzar una producción de calorías alimenticias que serían suficientes para toda la humanidad, si estuvieran bien repartidas.

Este incremento se ha conseguido, obteniendo mayor producción por cada hectárea cultivada. Es lo que se conoce como revolución verde.

El aumento de productividad se ha conseguido con la difusión de nuevas variedades de cultivo de alto rendimiento, unido a nuevas prácticas que usan grandes cantidades de fertilizantes, pesticidas y tractores y otra maquinaria pesada.

Cuando a lo largo de los años 1960 y1970 se fueron introduciendo estas mejoras en Latinoamérica y Asia, muchos países que hasta entonces habían sido deficitarios en la producción de alimentos pasaron a ser exportadores. 
Problemas con la revolución verde

Los beneficios traídos por la mejora agrícola de la llamada Revolución Verde son indiscutibles, pero han surgido algunos problemas. Los dos más importantes son los daños ambientales, y la gran cantidad de energía que hay que emplear en este tipo de agricultura. Para mover los tractores y otras máquinas agrícolas se necesita combustible; para construir presas, canales y sistemas de irrigación hay que gastar energía; para fabricar fertilizantes y pesticidas se emplea petróleo; para transportar y comerciar por todo el mundo con los productos agrícolas se consumen combustibles fósiles. Se suele afirmar, que la agricultura moderna, en el marco  de la revolucion verde, es un gigantesco sistema de conversión de petróleo en alimentos. 

La agricultura actual, en el marco de la revolución verde, exige fuertes inversiones de capital y un planteamiento empresarial muy alejado del de la agricultura tradicional. El problema del hambre es un problema de pobreza. No es que no haya capacidad de producir alimentos suficientes, sino que las personas más pobres del planeta no tienen recursos para adquirirlos.

En la agricultura tradicional, también llamada de subsistencia, la población se alimentaba de lo que se producía en la zona próxima a la que vivía. En el momento actual el mercado es global y enormes cantidades de alimentos se exportan e importan por todo el mundo.

Con nuestra Propuesta Agrícola Nacional, pretendemos encontrar un equilibrio entre la agricultura tradicional y la revolución verde. Fomentando la Agroecológía y prescindiendo de los agrotóxicos. Tambien defendemos la idea conservacionista y defensora del medio ambiente de que los alimentos "deben producirse cerca a los sitios de su consumo".

En muchos países la gente come hoy todo lo que desea, por lo que ya no hace falta aumentar la producción. Pero también se refleja la triste realidad de centenares de millones de personas que necesitan desesperadamente más alimentos pero que no pueden comprarlos a los precios que animarían a los agricultores que los consideran como una mercancía.

2 -  PARA AGREGAR A  ENAGRICOS:

Construcción de viveros, semilleros, Centros de plántulas certificadas, plantas de producción de semillas, Banco Nacional de Semillas Certificadas,  lombriceros, plantas productoras de abonos y de insumos agrícolas, de tanques australianos, fabricas de sistemas de riego, de bombas de agua,  institutos agropecuarios, centros de adiestramiento, centros genéticos, control de plagas, fábricas de maquinaria agrícola, fabrica de tanques de agua, etc.

3 - ALGUNOS EJEMPLOS DE UPIS:

Producción de: Hortalizas, como tomate, pimentón, berenjena cereales, como trigo, maíz, arroz, sorgo, leguminosas, como moringa, soja, haba, lenteja, garbanzo, caraota, oleaginosas, como soja, maní, girasol, maíz, tubérculos, como papa, yuca, ñame, zanahoria, frutícola, como lechosa, patilla, cambur, mango, naranja, freza, tártago, pasto forrajero, moringa, papa, limón, mandarina, mango, aguacate, cacao, plátano, yuca, yuca amarga, plantas casaberas, alimento concentrado para animales, avícola, como pollo, pavo, codorniz piscícola, como cachama, tilapia, trucha, bobina, caprina, cerdo, bufalino,  etc.

Aunque hemos puesto énfasis en la producción agrícola, muchas UPIS pudieran estar dedicadas a ciertas actividades industriales como fabricación de carrocerías, productos de plástico como mesas, sillas, cavas, productos derivados del petróleo, del aluminio, fabricación de muebles de madera, herrerías, etc.

4 - ALGUNAS UPIS CASI ESTAN HECHAS:

En efecto, existen muchas poblaciones pequeñas con terrenos circundantes y características tales que bien pudieran convertirse en hermosas y productivas UPIS si hacemos algunas reformas y utilizamos las potencialidades a su alrededor, dando a estas poblaciones un dinamismo inusitado que probablemente atraería nuevamente a sus "hijos prófugos". Muchas de dichas poblaciones las encontramos a la orilla de las carreteras y autopistas y parecieran olvidadas por la civilización y el progreso, pero albergan un enorme potencial. Es cuestión de prestarles la suficiente y merecida atención, pues están a punto de convertirse en centros importantes de producción primaria y secundaria con solo hacerles algunas obras indispensables. Esto estimularía el equilibrio territorial en el país entre las zonas urbanas y rurales.

 

5 - COMPLEJOS AGROINDUSTRIALES

Algunas UPIS pudieran reunirse y constituir un COMPLEJO AGROINDUSTRAL  si la diversidad de su producción así lo amerita, como pudiera ser el caso de un complejo frutícola con sus respectivas plantas de procesamiento.

6 - CASAS DE CULTIVO PROTEJIDO

Una UPIS puede ser de cielo abierto y contar con casas de cultivo protegido, o solamente estar constituida por  casas de cultivo protegido. Casas de cultivo como las del Valle de Quibor, Yacambu, San Joaquín debieran construirse en todo el territorio nacional.

7 - CENTROS DE CAPACITACION

Sería muy conveniente que cada UPIS contara con su respectivo CENTRO DE INSTRUCCION Y CAPACITACION . Instituciones como  el INIA deben contar con centros de investigación y experimentación en el área de los  Biofertilizantes,  Biocontroladores,  Bioinsumos, etc. en las regiones que se considere adecuado.

8 - INFORMACION Y COMUNICACION

Muy útil y necesario es que existan en todas las regiones del país canales de TV, radio, periódicos impresos, etc., para divulgar y promover las actividades del campo. Una actividad que debiera ser promovida por el Consejo Presidencial Campesino.

9 - PELIGRO  LATENTE

Es predominante  y preocupante el cuasi monopolio en la distribución de alimentos en Venezuela por poderosas cadenas privadas, lo cual nos hace muy vulnerables ante la eventualidad de un bloqueo económico al país y en consecuencia un peligro para la subsistencia de la Revolución Bolivariana. Si realmente tenemos la intensión de defender el legado de nuestro Comandante Eterno, es necesario desarrollar líneas de acción encaminadas a resolver este problema lo más pronto posible. Esos grupos monopólicos y oligopólicos, constituyen poderosos carteles plenamente identificados, generan  distorsiones informativas, campañas publicitarias, artículos de opinión, que inducen compras nerviosas o escasez artificial, manejan cifras adulteradas  y ocultan  inventarios. ( Un caso ejemplarizante lo encontramos en la distribuidora Herrera C.A, pero  puede ser igualmente Alimentos Polar, etc. ), tienen conexiones nacionales e internacionales, con gremios, Empresas Transnacionales (ET), personalidades políticas de mucho peso, dueños de medios de comunicación, que están a la espera del momento oportuno para dar el golpe. Ante tal situación y si no contamos con un pueblo dispuesto y organizado, una clase trabajadora y consciente de su papel en la historia, y unos medios públicos orientadores, no podríamos resistir mucho tiempo, ya  que sin lugar a dudas estaríamos hablando de un acoso por hambre. Como se puede concluir muy fácilmente, la Soberanía Alimentaria no es solamente un par de palabras. No deberíamos estar tan tranquilos hasta no consolidarla. De todas maneras no debemos abandonar la idea de acabar con esos grupos capitalistas que solo les anima el afán de lucro y por tanto siempre estarán en contra de nuestra revolución, tratando de derrumbarla. Solamente nos basta con observar el caso de la Revolución Cubana que lleva más de cincuenta años sometida a un ataque permanente e inclemente por parte del sistema capitalista.

El Desabastecimiento Programado a que nos tienen sometidos, es una prueba y quizás un entrenamiento, de lo que piensan intentar posteriormente cuando estén mejor coordinados y reciban la orden correspondiente.

10 - CONVENIOS CON UNIVERSIDADES

Es muy importante  y  conveniente que AGROVESA firme convenios con Institutos y Universidades tanto nacionales como extranjeras en las aéreas y ocasiones que sean necesarias para su desarrollo y avance tecnológico y científico.

11 - ENERGIA SOLAR  O  EOLICA

En ciertas UPIS pudiera ser conveniente o necesario apoyarse con el empleo de un sistema de generadores  de Energía Solar o Eólica, lo cual depende de las características del lugar en que se encuentren.

12 - FINANCIAMIENTO BASICO

Según ciertos cálculos aproximados, se pudieran equipar unas  2000 UPIS con un total de  $6000 millones de dólares,  que equivalen una cuarta parte de los que "se perdieron" en el año 2012 y que hasta los actuales momentos, nadie da razón de ellos. Este equipamiento básico consiste fundamentalmente en lo siguiente:

- Un conjunto residencial de 200 viviendas completamente equipadas

- Un grupo escolar para las 200 familias involucradas

- Un club social con piscina y restaurant para todo el  personal de la UPIS

- Un Centro de Salud para todos los integrantes de la UPIS

- Un Salón de Actos y Capilla

- Un taller de carpintería completamente equipado

- Un taller de herrería completamente equipado

- Dos galpones para mantenimiento y resguardo de la maquinaria

- Tres camiones 350

- Tres tractores con su respectivo equipamiento

- Cinco pick-ups

- Cinco jeeps

- Maquinaria agrícola menor como motocultores, sembradoras, mangueras de riego, bombas de agua, plantas eléctricas pequeñas y herramienta básica para el campo.

Como queda claro,  $ 6000 millones son suficientes para financiar la Gran Empresa Nacional de Unidades de Producción Integrales Socialistas ENUPIS y arrancar en muy corto tiempo el desarrollo organizado del campo venezolano, resolviendo además el problema de la vivienda y el empleo de 400 mil familias, que vivirían en mejores condiciones y ayudarían a descongestionar las ciudades.

13 - LA MALA ALIMENTACION

En Venezuela es acostumbre consumir pan. Un país donde la variedad de carbohidratos es tan extensa y sabrosa que va desde el maíz, yuca, plátano, ocumo, apio, topocho, ñame, papa, entre tantos y sin embargo el gobierno tiene que desembolsar divisas para enriquecer a las empresas de trigo extrajeras.

El envilecimiento ha llegado a tal grado que existen transnacionales de comestibles, que producen ciertos víveres que no responden a las necesidades alimenticias de un(a) niño(a), de un(a) adolescente, ni mucho menos de un adulto y de una persona de tercera edad.

Una vez que el capitalismo norteamericano penetró en Venezuela, a través de las compañías petroleras, comenzamos a consumir cereales empaquetados en cajas y servidos con leche. Las madres desconocen que tales bazofias están sobrecargadas de azúcar perjudicial para la salud y de leche, innecesaria para los niños, jóvenes y adultos. Con el agravante de que los lácteos de larga duración están sometidos a un proceso de radiación, nociva para la salud. Es inaceptable que el gobierno le entregue divisas a Mc Donald´s, a la Pepsicola y a la Cocacola para que estas empresas mercantiles, con sus perniciosos productos, contribuyan a la obesidad de los habitantes del país y como secuela, las enfermedades derivadas del sobrepeso.

A la lista debemos añadir los embutidos cargados de nitritos y sales cuyo consumo generan males de todo tipo. Muchas transnacionales  suministran  a los supermercados, panaderías y quioscos productos empaquetados en bolsas de aluminio (tostitos, doritos, platanitos, yuquitas…) altamente peligrosos para la salud. Podemos ahorrar divisas y lograr una alimentación más sana, si desestimulamos esa mala alimentación. Las transnacionales, sin darnos cuenta, están envileciendo y enfermando a gran parte de la población mundial.